Rejuvenecimiento Cuello y Escote

Las grandes zonas olvidadas
y que más delatan la edad…

Al inicio de la década de los 40, veremos un envejecimiento inicial con cierta laxitud y arrugas en la piel del cuello y del escote,  junto con la aparición de un papada incipiente.

Al final de los 40 e inicio de los 50, la laxitud cervical aumenta, al igual que la grasa que se deposita en la zona central.

En torno a los 55 años empieza a perderse la definición de la línea mandibular y por ende empieza a perderse la separación visual entre la cara y el cuello.

Entre los 60 y 70 años, ya se aprecia un exceso importante de piel, la papada es más colgante y hay una pérdida de definición entre la mandíbula y el cuello.

¿Cómo abordar el cuello y el escote?

El abordaje del cuello y del escote, implica la realización de varios tratamientos indicados según las necesidades de cada persona, con la finalidad de mejorar los cambios que se van produciendo, y que comúnmente son:

  • Flacidez y arrugas en la piel del cuello y del escote.
  • Bandas platismales en el cuello.
  • Pérdida de definición entre la mandíbula y el cuello.
  • Acúmulo de grasa debajo del mentón (papada).

¿Qué beneficios se obtienen
con este tratamiento?

  • Mejoría de la calidad de la piel y disminución de la flacidez del cuello.
  • Desaparición de las arrugas de la piel del cuello y del escote.
  • Mejoría de la papada.
  • Definición de la separación visual entre el rostro y el cuello.
Intervención

60 minutos

Anestesia

No requiere

Resultados

Inmediatos

Duración

12-18 meses

Antes y después

Casos clínicos de
pacientes reales

No busco generar cambios que acerquen la medicina a resultados artificiales ni exagerados, ya que soy una convencida que la belleza está en lo sutil, en lo real y en lo natural.

Victoria.

Te llamo

Y te cuento todo sin compromiso
Ir arriba

¿Te llamamos?

Si necesitas ayuda, rellena los siguientes datos y nos pondremos en contacto tan rápido como podamos.