Patologías de las Glándulas salivales

Las Patologías de las
Glándulas Salivales

Las glándulas salivales son los órganos responsablesde la producción y secreción de saliva, líquido que desempeña un papel fundamental en la lubricación, digestión, inmunidad y mantenimiento del equilibrio del organismo.

El sistema de glándulas salivales se encuentra en la cara, el cuello y la cavidad oral, y se divide en dos grupos distintos: las glándulas salivales Mayores (parótida, submaxilar y sublingual) y las glándulas salivales menores, que revisten la mucosa de la boca, labios, lengua y faringe.

Las patologías más frecuentes de las glándulas salivales son la presencia de litiasis (piedras) en los conductos de drenaje de saliva, lo que genera una obstrucción y por ende inflamación glandular y la presencia de tumores, siendo la mayoría benignos.

Patologías de las Glándulas salivales

Patologías de la Glándula Submaxilar

Las glándulas submaxilares son dos,  y se ubican en la región lateral del cuello inmediatamente debajo de la mandíbula.

¿Qué alteraciones pueden presentar?

El motivo de consulta más frecuente de la patología relacionada con estas glándulas son procesos inflamatorios e infecciosos relacionados con un aumento de tamaño de la glándula afectada, molestias y dolor relacionados con la ingesta de alimentos, que puede acompañarse de enrojecimiento de la zona y supuración purulenta y ocurre como consecuencia de la presencia de litiasis o piedras que obstruyen el flujo de salida.

También podemos encontrar la presencia de tumores, benignos o malignos.

¿Cómo se enfocan estas alteraciones?

Al valorar pacientes con problemas en dicha localización, es importante realizar una adecuada exploración física que oriente el diagnóstico, seguida de pruebas de imagen como tomografía computarizada, resonancia magnética, ecografía y estudio histológico, en caso de ser necesario.

Una vez confirmado el diagnóstico, se decidirá el tipo de tratamiento indicado, ya sea manejo médico o quirúrgico, dependiendo de la severidad del caso.

¿En qué consiste el tratamiento?

La cirugía de la glándula submaxilar, consiste en la extirpación de la glándula a través de una pequeña incisión en la zona lateral del cuello debajo de la mandíbula. Está indicada en pacientes con episodios de infeccióna repetición secundarios a la obstrucción en la salida de la saliva por litiasis, o ante la presencia de tumores benignos o malignos.

Patologías de las Glándulas salivales

Patologías de la Glándula Parótida

Los motivos de consulta relacionados con la afectación de las parótidas son principalmente: los procesos inflamatorios relacionados con la obstrucción del conducto de drenaje de saliva por litiasis o piedras, los procesos infecciosos y la presencia de tumores en la glándula, siendo en su mayoría benignos.

Los tumores benignos, suelen ser de crecimiento lento, pueden llegar producir molestias y alteraciones estéticas, y es necesario considerar quela transformación o presencia de tumores malignos es rara, pero posible.

En cambio los tumores malignos tienen una primera fase de crecimiento lenta, y posteriormente van apareciendo signos de alarma como crecimiento rápido, dolor, exteriorización a la piel, parálisis del nervio facial y presencia de ganglios en el cuello.

Las glándulas parótidas son dos y se encuentras ubicadas a cada lado de la cara por detrás de la mandíbula y delante de la parte inferior de la oreja.

¿Qué alteraciones pueden presentar?

Los motivos de consulta relacionados con la afectación de las parótidas son principalmente: los procesos inflamatorios relacionados con la obstrucción del conducto de drenaje de saliva por litiasis o piedras, los procesos infecciosos y la presencia de tumores en la glándula, siendo en su mayoría benignos.

Los tumores benignos, suelen ser de crecimiento lento, pueden llegar producir molestias y alteraciones estéticas, y es necesario considerar quela transformación o presencia de tumores malignos es rara, pero posible.

En cambio los tumores malignos tienen una primera fase de crecimiento lenta, y posteriormente van apareciendo signos de alarma como crecimiento rápido, dolor, exteriorización a la piel, parálisis del nervio facial y presencia de ganglios en el cuello.

¿Cómo se enfocan estas alteraciones?

El diagnóstico de los tumores de glándulas salivales se hace normalmente mediante pruebas de imagen que localizan el tumor, valoran su tamaño y extensión, como lo son ecografía, Tomografía computarizada y Resonancia magnética, y un  estudio histológico obtenido mediante punción aspiración con una aguja de las células del tumor, que determina el tipo del tumor existente.

Una vez establecido el diagnóstico, se decidirá el mejor tratamiento para cada caso.

¿En qué consiste el tratamiento?

La cirugía de glándula parótida consiste en la extirpación de la glándula, a través de una incisión que se realiza en un pliegue natural de la piel delante de la oreja y se extiende a la zona de atrás quedando oculta.

Es un procedimiento muy delicado, ya que en el interior de la parótida discurre el Nervio Facial, responsable de la movilidad de los músculos de la cara y por ende de la mímica facial y uno de los objetivos de esta cirugía es mantener la integridad del mismo.

Está indicada en pacientes con tumores benignos o malignos.

Antes y después

Casos clínicos de
pacientes reales

Te llamo

Y te cuento todo sin compromiso
Ir arriba

¿Te llamamos?

Si necesitas ayuda, rellena los siguientes datos y nos pondremos en contacto tan rápido como podamos.