La belleza que buscas

Se suele decir que “los 40 son los nuevos 30”, aunque no sabemos si es muy acertado este dicho, lo que sí es verdad es que a los 40 años las mujeres llegan a alcanzar su plenitud, que lo convierten en confianza y seguridad para sí mismas. Si este auge viene combinado con un cuidado diario de belleza puede que esta sea su mejor etapa.

En este artículo te muestro cómo puedes empezar con esa rutina diaria para que cada día puedas sentirte mejor contigo misma. Algunos consejos son los siguientes:

  • A diario has de limpiarte bien la cara antes de irte a dormir, utilizar serums o cremas hidratantes ricas en vitamina C, colágeno y retinol. No debemos olvidar que este tipo de limpiezas y cremas también es recomendable aplicarlas por todo el cuerpo, junto con agua fría para activar la circulación.
  • Exfoliación de cara y cuerpo al menos una vez por semana ya que así todos los productos de cosmética que utilicemos serán más efectivos y tendremos unos resultados más satisfactorios.
  • Siempre que sea posible aplicar masaje Kobido, activan los músculos y previenen la caída del óvalo facial. En mi centro te ayudo y enseño para que puedas realizarlo en casa.
  • Utilizar crema solar siempre que salgamos a la calle, ya que la luz del sol provoca un envejecimiento más rápido y estropea la piel con facilidad y sin darnos cuenta.
  • Combinación de una buena nutrición y cosmética para prevenir el envejecimiento cuidándose tanto por dentro como por fuera.
  • Comer de manera equilibrada y tener un buen descanso, aconsejamos dormir 8 horas al día ya que es lo suficiente como para evitar ojeras y tener el cuerpo descansado.
  • Uno de los pasos más complicados es el ejercicio. En las mujeres de más de 40 años es muy importante entrenar ejercicios de fuerza. Además, la Organización Mundial de la Salud aconseja la realización de cinco horas de fuerza semanales para las mujeres de 40 años o más, para prever los efectos que causa la menopausia. Recomiendo combinar ejercicios de fuerza con ejercicios de cardio.

Aunque estos son unos pasos para una rutina diaria, también recomiendo complementarlo con algunos tratamientos de ácido hialurónico, toxina botulínica o inductores de colágeno, dependiendo de las necesidades de cada persona. En mi centro, te realizo un estudio 100% personalizado, atendiendo a los deseos y necesidades de cada una de vosotras.

Te llamo

Y te cuento todo sin compromiso
Ir arriba